La agenda presidencial "Invirtiendo en Estados Unidos" acelera la adopción de códigos de edificación para reducir las facturas de servicios públicos ahorrarles dinero a las familias, mejorar la resiliencia energética y crear comunidades más seguras y sanas

WASHINGTON, D.C. - Como parte de la agenda presidencial Invirtiendo en Estados Unidos, el Departamento de Energía de EE.UU. (DOE) anunció hoy 90 millones de dólares en fondos para apoyar la adopción, la capacitación y la asistencia técnica a nivel estatal y local relacionada con los códigos energéticos de edificaciones. La oportunidad de financiación, que es la segunda entrega de un programa de 225 millones de dólares establecido por la Ley Bipartidista de Infraestructuras del presidente Biden, continúa la inversión histórica en agencias estatales, comunidades y programas para implementar con éxito códigos para edificaciones modernos. El DOE calcula que desde 2010 hasta 2040 los códigos energéticos habrán ahorrado a hogares y empresas 182 billones de dólares en facturas de servicios públicos y evitado que llegue a la atmósfera tanto dióxido de carbono como el equivalente a 187 millones de automóviles de gasolina. Acelerar la adopción de códigos energéticos modernos es un componente clave de la agenda Invirtiendo en Estados Unidos del presidente Biden para reducir las facturas energéticas de las familias, garantizar que las comunidades sean más resilientes a los fenómenos meteorológicos extremos causados por el cambio climático y alcanzar los ambiciosos objetivos climáticos y de energía limpia del país.

"Las casas construidas con los códigos energéticos actuales son casi un 40% más eficientes que las construidas hace sólo unos años, ahorrando a las familias trabajadoras cientos de dólares al año en sus facturas de energía y agua", dijo la secretaria de Energía de EE.UU. Jennifer M. Granholm. "Gracias a la agenda "Invirtiendo en Estados Unidos" del presidente Biden, el DOE está ayudando a los gobiernos estatales y locales a avanzar más y más rápido en la aplicación de códigos más estrictos para mejorar la eficiencia energética y reducir drásticamente los contaminantes nocivos que emiten nuestros hogares y calientan el planeta, lo que también ayuda a reducir la contaminación local que puede dañar la salud de las comunidades.”Los códigos para edificaciones, y en particular los códigos energéticos para edificios tienen un impacto significativo en la resiliencia de los edificios y en la seguridad de los ocupantes, ayudando a aumentar la cantidad de tiempo que las personas pueden refugiarse en su lugar durante y después de los eventos climáticos extremos y apagones, incluyendo eventos de calor y frío extremos que están aumentando en frecuencia e intensidad como resultado del cambio climático. Los códigos de energía mejoran la confiabilidad de la red eléctrica, las capacidades de refugio reducen la mortalidad y reducen los daños a la propiedad (por ejemplo, tuberías congeladas, moho, etc.) durante períodos prolongados de cortes de energía. Los fondos concedidos en el marco de la iniciativa Implementación de Códigos Resilientes y Eficientes (página disponible en inglés) se destinarán a los estados, gobiernos tribales y organizaciones asociadas para apoyar la adopción, la aplicación y la asistencia técnica relacionada con los códigos energéticos para edificaciones.

Los códigos energéticos para edificaciones establecen normas de eficiencia energética para edificios nuevos, ampliaciones y reformas importantes en edificios residenciales y comerciales. Estos códigos son algunas de las formas más eficaces de mejorar la eficiencia energética, ahorrar dinero a los consumidores y reducir el impacto climático. Los códigos energéticos de edificación también garantizan que los edificios sean más sanos, seguros y resistentes. El código energético es un componente crítico de la colección más amplia de códigos de edificaciones modernos, que incluyen disposiciones para los sistemas contra incendios, estructurales, mecánicos y de plomería que salvan vidas, reducen los daños a la propiedad y reducen los costos en las facturas de servicios públicos. Las medidas adoptadas hoy por el DOE tienen como fin impulsar la adopción de códigos en todo el país en apoyo a la Iniciativa Nacional para el Avance de los Códigos de Edificación (página disponible en inglés) de la Administración Biden-Harris, cuyo objetivo es impulsar la eficiencia energética y hacer que las comunidades sean más resistentes a huracanes, inundaciones, incendios forestales y otros fenómenos meteorológicos extremos que el cambio climático está intensificando.

En julio de 2023, el DOE concedió la primera ronda de financiación para la Implementación de Códigos Resilientes y Eficientes (página disponible en inglés) a 27 proyectos que incluían actividades como el desarrollo de la mano de obra; la participación de la comunidad; la investigación y recopilación de datos; trabajo para impulsar la energía, equidad y justicia medioambiental; y el aumento del apoyo para el cumplimiento y la aplicación.

Los solicitantes de financiación para el Programa de Implementación de Códigos Resilientes y Eficientes (página disponible en inglés) deben incluir una agencia gubernamental estatal o tribal relevante. El DOE le dará prioridad a los equipos que incluyan asociaciones estratégicas, como agencias locales de códigos de edificación, desarrolladores de códigos y estándares, o asociaciones de constructores y profesionales del diseño y la construcción. Los proyectos deben apoyar un código para edificaciones actualizado que aumente la eficiencia energética. Los criterios adicionales, incluida la necesidad establecida, la sostenibilidad a largo plazo y la capacidad de abordar las prioridades de equidad, justicia medioambiental y resiliencia, pueden encontrarse aquí.

Esta oportunidad de financiamiento promueve la Iniciativa Justicia40 del presidente Biden, que estableció el objetivo de que el 40 por ciento de los beneficios federales generales climáticos, la energía limpia y otras inversiones cubiertas fluyan a comunidades desfavorecidas que están marginadas por la falta de inversión y sobrecargadas por la contaminación.

Para aplicar a esta oportunidad de financiación, los solicitantes deben registrarse y enviar los materiales de solicitud a través de EERE Exchange aquí. Los solicitantes deben presentar un documento conceptual antes de las 5:00 p.m. ET de la fecha límite para poder presentar una solicitud completa.

La Oficina de Eficiencia Energética y Energías Renovables (EERE) del DOE (página disponible en inglés) está impulsando la investigación, el desarrollo, la demostración y el despliegue de tecnologías y soluciones para apoyar el ambicioso plan del presidente Biden de lograr que Estados Unidos alcance un nivel neto cero de emisiones de gases de efecto invernadero en toda la economía para 2050. EERE está ayudando a garantizar que la economía de la energía limpia beneficie a todos los estadounidenses, incluso mediante la creación de puestos de trabajo bien remunerados para los estadounidenses, especialmente los trabajadores y las comunidades afectadas por la transición energética y aquellos históricamente desatendidos por el sistema energético.

Para más información sobre las actividades del DOE que apoyan los códigos para edificaciones, visite el Programa de Códigos Energéticos de Edificaciones o consulte el anuncio completo de la oportunidad de financiación (páginas disponibles en inglés).

###